Llamanos
Reservar
Hora
Cancelar
Hora

¿Qué podemos hacer para detener la epidemia de obesidad?

¿Qué podemos hacer para detener la epidemia de obesidad?

El Observatorio de Elige Vivir Sano reveló hace un par de meses que la obesidad en mayores de 15 años subió de un 61% a un 75% en Chile desde el año 2003. De esta manera, el país se ha convertido en el segundo de la OCDE con mayor obesidad precedido solo por Estados Unidos.


Los malos hábitos alimenticios como el consumo de alimentos altos en calorías y sal, y la baja presencia de frutas y verduras en la dieta son los principales factores. Si a eso se le suma una escasa actividad física, las cifras son aún más preocupantes.


Se debe entender la obesidad como una enfermedad compleja y no solo una preocupación estética. Un alto peso aumenta el riesgo de otras enfermedades y problemas de salud tales como, dificultades cardíacas, diabetes, presión arterial alta, hígado graso, ciertos tipos de cáncer, problemas articulares, del sueño, entre otros.


Principales factores de riesgo de obesidad

También debemos considerar que existen personas más propensas a la obesidad. Esto se debe a una combinación de factores, ya sea hereditarios, por un medio ambiente poco propicio para el ejercicio, dieta personal no balanceada y situación socioeconómica, e incluso el uso de ciertos fármacos como corticoides y antipsicóticos. 


Otros factores emocionales como la ansiedad o falta de sueño también son variables que pueden influir en el sobrepeso.


Cómo prevenir la obesidad


Algunos consejos que puedes seguir:


1. Preocúpate del tipo de alimentos que consumes

No es necesario privarse de alimentos, por el contrario, tener tiempos prolongados de ayuno van en desmedro del control de peso, salvo que se trate de una dieta de ayuno intermitente controlada por un especialista. El objetivo es lograr una alimentación variada, con alimentos que aporten altas cantidades de nutrientes para manejar la saciedad, reducir la ansiedad y aportar a la salud. 


2. Reducir el estrés

El estrés pocas veces es tratado en los planes para bajar de peso, sin embargo, es un factor indispensable. Una de las consecuencias de la respuesta al estrés es el crecimiento de células grasas abdominales y la pérdida de masa muscular en el cuerpo. Esto junto a la hormona suprarrenal cortisol liberada como resultado de la respuesta al estrés promueve la resistencia a la insulina y aumenta los niveles de azúcar en la sangre.



  1. Cuidar la calidad del sueño

Se ha demostrado que no dormir lo suficiente disminuye los niveles de leptina, hormona que regula el apetito, y se elevan los de grelina, hormona que aumenta las ganas de comer.  Para evitarlo, es necesario que descanses las horas necesarias que necesita tu cuerpo para reponerse. Los profesionales recomiendan dormir entre 7 a 9 horas.

  1. Realizar actividad física

El sedentarismo contribuye al desarrollo de enfermedades tales como: hipertensión, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, entre otras. Tener una rutina de ejercicios es importante para controlar el peso y mejorar la salud.  El cardio facilita la pérdida de grasa y los ejercicios de fuerza contribuyen al desarrollo y aumento de los músculos.  


Solo basta con 30 minutos al día de ejercicio moderado para generar un cambio positivo en tu salud.  Si bien, no todos somos iguales, es por eso que siempre será mejor trabajar según tus requerimientos personales.


¿Qué puede hacer Benefit Nutrición para ayudarte a bajar de peso?

Benefit Nutrition tiene un plan dirigido a personas con sobrepeso u obesidad interesadas en un tratamiento para bajar de peso, además de aquellas que no están conformes con su peso actual o que presentan exceso de masa o a quienes no han logrado regular su peso tras múltiples intentos.


Existen planes nutricionales individualizados para cada paciente, de acuerdo a su gasto calórico diario, con controles periódicos y supervisión de exámenes para lograr una baja de peso de manera equilibrada y sin rebote.