Llamanos
Reservar
Hora
Cancelar
Hora

OMG: Organismos Genéticamente Modificados en tu alimentación diaria

OMG: Organismos Genéticamente Modificados en tu alimentación diaria

Varias veces hemos escuchado el término de “alimentos transgénicos”, sin saber de lo que se trata. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se les denomina de esa manera a los Organismos Modificados Genéticamente. Estos pueden ser plantas, animales o microorganismos,  a los que se les ha alterado su material genético de manera artificial.


Estos alimentos se producen debido a que existen beneficios tanto para los productores, como para los consumidores.


Los transgénicos nacen con el fin de cuidar las plantaciones. Se estudiaron genes de diferentes organismos y descubrieron que si los unían, las plagas se alejaban. Gracias a esto, el uso de los insecticidas y pesticidas en los alimentos fueron disminuyendo. 


Alterar el material genético de los alimentos naturales ha permitido que las frutas y verduras sean más accesibles para las personas, debido a que se producen más rápido y en mayores cantidades. 


¿Te has percatado de que las frutas y verduras duran más tiempo que antes?, esto se debe a que las modificaciones genéticas han logrado retrasar el tiempo natural de descomposición de los alimentos. 


¿Es bueno para la salud consumirlos?

Cuando vas  al supermercado nada te advierte si lo que estás comprando fue modificado  genéticamente o no. Esto ha generado un debate mundial sobre si consumir OMG es bueno o malo para la salud.


GreenPeace tiene una postura contraria a quienes creen que consumir OMG no son dañinos para la salud, aseguran que “la vida no es un bien industrial, y es un peligro forzar a los seres vivos a adaptarse a nuestros modelos económicos”. 


A pesar de que existe una gran parte de la sociedad que rechaza el consumo de OMG, argumentando que estos pueden producir daños a largo plazo, la Organización Mundial de la Salud reafirma que “Los alimentos OMG actualmente disponibles en el mercado internacional han pasado las evaluaciones de seguridad, y no es probable que presenten riesgos para la salud humana”

 

Gran parte de las frutas y verduras que compramos en el comercio regular son Organismos Modificados Genéticamente. Es por esto que, quienes prefieren no consumirlos optan por comprar alimentos naturales orgánicos. Si bien, estos pueden ser un poco más costosos, le entregan la seguridad al consumidor de que el producto no ha sido alterado.   

 

De todas formas faltan estudios serios a largo plazo para evaluar si se generarían daños en la salud con estas técnicas y es por esto que la decisión debe ser tomada en forma libre e individual según el criterio de cada persona.