Llamanos
Reservar
Hora
Cancelar
Hora

Aprende a leer las etiquetas nutricionales con este diccionario

Aprende a leer las etiquetas nutricionales con este diccionario

¿Sabes realmente leer la información nutricional de los alimentos? Las tablas que aparecen al reverso de los envases, pueden parecer complejas a simple vista. Varios nombres pueden no ser de conocimiento general para todos, pero su entendimiento es importante, ya que solo así podemos saber si lo que estamos consumiendo es saludable o no.


Este diccionario nutricional te será útil para entender la tabla nutricional de un alimento: 


  1. Porción: es la cantidad que debes consumir. Puede aparecer en unidad, gramos o mililitros, va a depender del alimento. Es importante saber aunque un envase pueda parecer individual, este podría contener varias porciones. Debes fijarte en porciones por envase, esto te indicará si contiene 1 o más.


  1. Energía (kcal): al igual que un auto necesita gasolina para arrancar, tu cuerpo necesita esas kilocalorías para tener energía.  


  1. Proteínas (g): son indispensables ya que están presentes en todas las células del cuerpo. Participan en prácticamente todos los procesos biológicos que se producen en el organismo. 


  1. Grasa total (g): En este punto debes prestar atención a las grasas perjudiciales para tu salud, que son las saturadas. Estas aumentan los niveles de colesterol malo (LDL). Por otra parte, Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas son buenas para el organismo debido a que ayudan a cuidar tu salud cardiaca. 


  1. Hidratos de carbono disponibles (g): más conocidos como carbohidratos. Estos aportan energía de rápida absorción; también son almacén y reserva de glucosa.



Sellos de advertencia: nueva ley de etiquetado de alimentos
Las etiquetas negras en forma de “disco pare”, visibles en los envases de alimentos, advierten si un producto es alto en calorías, azúcar, sodio o grasas saturadas. Gracias a estas, podemos distinguir más fácilmente si un producto es saludable o no. Mientras más sellos, menos sano es. Si tiene menos o ninguno, mucho mejor.


¿Qué debemos privilegiar?
Cada persona tiene requerimientos nutricionales diferentes, para saber cuánto y cómo debes comer es fundamental que asistas a un nutricionista o nutriólogo. No obstante, existen ciertos principios que son universales y fundamentales para mejorar tu salud. 


Lo primero es evitar los alimentos procesados. Estos son perjudiciales para tu salud puesto que están llenos de azúcares y colesterol malo (LDL). 


Prefiere los alimentos sin sellos, estos te aseguran que son saludables para tu organismo. Evita siempre los alimentos con azúcar añadida, ¡los alimentos naturales ya tienen azúcar!; y por último elige alimentos bajos en grasas saturadas.